Entradas populares

viernes, 25 de marzo de 2011

CANASTA BÁSICA EN PERÚ

POR: UBALDO TEJADA GUERRERO – Analista Globalelpensionista46@yahoo.com

Mientras nuestros candidatos neoliberales, justifican el “fabuloso crecimiento económico” de los mas de 20 años de neoliberalismo en Perú, las familias limeñas necesitan tener ingresos por S/.2,112 mensuales para cubrir sus necesidades. Y para cubrir la canasta básica familiar-esta canasta sirve para distinguir a los pobres de quienes no lo son- se necesitan S/. 1,292 al mes.
Carlos Urrunaga, profesor de Centrum Católica, apuntó que la Remuneración Mínima Vital (S/.550) en el Perú es la más baja de Latinoamérica, ello sólo representa el 26% del valor de la nueva canasta familiar que es S/.2,112 y 42.6% de los S/.1,292 que es el valor de la canasta de consumo básico para no ser pobre.
Agreguemos los efectos del cambio climático, por ejemplo en el caso del trigo, cuyo precio casi se ha duplicado desde el verano. La causa inmediata del repunte del precio del trigo es evidente: la producción mundial ha caído en picada. La mayor parte del declive de dicha producción, según los datos del Departamento de Agricultura de EE UU, es el reflejo de una drástica bajada en la antigua Unión Soviética. Y sabemos a qué se debe eso: una ola de calor y una sequía sin precedentes, que elevaron las temperaturas de Moscú por encima de los 38 grados por primera vez en la historia.
Debemos precisar que para determinar si una ciudad es cara o barata se fija una canasta básica de consumo para todo el territorio nacional, la cual es valorada en las diferentes ciudades del país. El valor de la canasta básica mensual per cápita también ayuda a fijar la línea de pobreza, pues si una persona consume más de ese valor, deja de ser pobre, pero si su gasto mensual es menor de ese valor, se considera pobre.
Que si bien el costo de vida en el departamento de Lima es el más alto del país. Entre las provincias de Moquegua y Arequipa se registran los niveles más altos. Por ejemplo en Moquegua la canasta básica per cápita mensual es de S/. 255.4 y en Arequipa de S/. 254.9.
El incremento del costo de vida en Moquegua está vinculado al aumento de los ingresos de la población que trabaja en la actividad minera. Mientras que en Arequipa obedece a que este departamento es el nexo entre Ica, Cusco y Puno, lo que le permite tener una alta dinámica económica y, por tanto, mayores ingresos.
Mientras para las amas de casa, siguen las malas noticias. Al incremento de los precios de los combustibles, el gas y la electricidad, ahora se suma el de la mayoría de productos de primera necesidad y agrícolas, que se venden en los mercados y bodegas.
Analizando la composición de la canasta básica familiar podemos observar que de acuerdo al año base 1994, la participación del grupo Alimentos y Bebidas era de 47.55%, es decir, los hogares de Lima Metropolitana destinaban ese porcentaje de su gasto total para satisfacer dichas necesidades.
Sin embargo, ahora dicha participación se ha reducido en 9.73 puntos porcentuales, por lo que la participación de este grupo sólo es de 37.82%.
Mientras que la participación del grupo Esparcimiento y Servicios de Enseñanza se ha incrementado de 6.1 puntos porcentuales respecto a la canasta familiar de 1994.
Es así que ahora los hogares destinan un mayor porcentaje a los servicios de enseñanza (pensiones y matrículas) en los diferentes niveles educativos, pues en 1994 destinaban el 5% de su gasto en bienes y servicios y actualmente asignan el 9%.
Indicó que lideran las pensiones de enseñanza universitaria y no universitaria en la lista de productos que subieron su participación en el gasto de consumo familiar de la base 2009, respecto a la base 1994. También figura el gasto en servicio de TV por cable, cabinas de internet, computadoras y cámaras fotográficas.
En tanto, redujo su participación el gasto en periódicos, textos escolares, educación secundaria, entradas a discotecas, clubes nocturnos y gasolina, entre otros. Además, se observó que los hogares incrementaron significativamente la proporción de gasto de consumo en el grupo Transportes y Comunicaciones, al pasar de 12.41% en 1994 a 16.45% con el nuevo año base 2009.
Precisó que los servicios de telefonía móvil, en los que destacan las recargas virtuales, casi llegan a equiparar el gasto por telefonía fija y representan aproximadamente el 3% del gasto de consumo final. Entre las comunicaciones, el servicio de internet en el hogar es uno de los nuevos productos que han ingresado a la canasta familiar y representa el 0.82% del gasto total del consumo de los hogares de Lima Metropolitana. Mejor allí lo dejamos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada