Entradas populares

miércoles, 2 de enero de 2013

NUEVA LEY DE LA POLICÍA NACIONAL DEL PERÚ (Resumen)

En el marco de las facultades legislativas delegadas por el Congreso de la República, el Ejecutivo aprobó hoy la nueva Ley de la Policía Nacional del Perú (PNP), la cual fortalece la transparencia y la lucha contra la corrupción dentro esta institución y establece una moderna estructura organizacional y operativa con el objetivo de garantizar el orden interno y la seguridad pública. Mediante este marco normativo, aprobado en la sesión N° 98 del Consejo de Ministros, desarrollado hoy, se crean cinco órganos de línea: la Dirección Ejecutiva de Investigación Criminal, la Dirección Ejecutiva de Seguridad Ciudadana, la Dirección Ejecutiva de Seguridad Integral, la Dirección Ejecutiva de Fuerzas Especiales y la Dirección Ejecutiva de Tránsito y Seguridad Vial.

Lima, Perú.-La Dirección Ejecutiva de Investigación Criminal unifica, bajo un solo liderazgo, esta unidad especializada, con el propósito de articular los esfuerzos y recursos policiales para combatir el crimen organizado. Por su parte, la Dirección de Seguridad Ciudadana fortalecerá los vínculos entre la Policía, la comunidad y los gobiernos regionales y locales.

A ello se sumarán los nuevos mecanismos de participación ciudadana que se implementarán a través de reuniones públicas con las juntas vecinales, autoridades, representantes de entidades de públicas y privadas, así como la sociedad civil.

Asimismo, la nueva ley introduce la Dirección de Apoyo a la PNP, órgano que orientará y brindará el soporte necesario a los policías en materia de salud, bienestar y pensiones, especialmente a aquellos que resulten heridos o a los familiares de los efectivos fallecidos en el cumplimiento de su deber.

Por otro lado, también se creará una plataforma de interoperabilidad electrónica policial para articular los registros de información de la PNP con los del Poder Judicial, el Ministerio Público, el RENIEC y otras entidades pertinentes para el mejor cumplimiento de sus objetivos.

Se liquidó la "cédula viva" para militares y policías que recién inicien sus carreras. Los nuevos efectivos podrán escoger la ONP o las AFP y la Caja de Pensiones continuará.

El Ejecutivo eliminó los 36 distintos conceptos que perciben los miembros de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional, e instituyó una sola Remuneración Consolidada, además de bonificaciones y beneficios específicos, de acuerdo con el Decreto Legislativo N° 1132 publicado en El Peruano.

En el uso de facultades otorgadas por el Congreso, el Ejecutivo también publicó en el diario oficial el Decreto Legislativo N° 1133, que reordena el régimen de pensiones de militares y policías.

La norma dispone la desactivación de la Cédula Viva, pero para los efectivos que comienzan sus carreras desde el 2013. Para los uniformados en actividad y en retiro, la Cédula Viva sigue vigente, pero congelada.

Los únicos ingresos que recibirán los efectivos militares y policiales son: (a) la Remuneración Consolidada; (b) las bonificaciones por desempeño efectivo de cargos de responsabilidad por función administrativa y de apoyo operativo efectivo, por alto riesgo a la vida y por escolaridad; y (c) beneficios, como aguinaldos por Fiestas Patrias y Navidad, compensación por función de docencia y Compensación por Tiempo de Servicio.

De ahora en adelante los oficiales de las tres instituciones armadas y de la Policía ganarán el mismo monto de acuerdo con los ocho niveles al que pertenecen: general de división, general de brigada, coronel, teniente coronel, mayor, capitán, teniente y subteniente y sus respectivos equivalentes (ver recuadro).

El gobierno se propone incrementar los sueldos de los efectivos militares y policiales en cinco tramos; la primera a partir de diciembre del 2012 y la última en el 2016.

Al término del proceso de aumento paulatino, un subteniente y sus equivalentes percibirán el 25,72% del 100% que ganará el oficial de máximo grado; el teniente, 26,34%; el capitán, 31,55%; el mayor, 37,96%; el teniente coronel, 49,91%; el coronel, 80,60%; y el general de brigada, 97,55%.

Para las suboficiales, también habrá ocho niveles. El suboficial de tercera obtendrá el 74,05%; el suboficial de segunda, 75,14%; el suboficial de primera, 76,56%; el técnico de tercera, 78,86% el técnico de segunda, 83,50% el técnico de primera, 89,25%; el técnico jefe 95,56%; siendo el técnico jefe superior y equivalentes el 100%.

Respecto al subsidio por fallecimiento, la nueva ley indica que será el equivalente a tres remuneraciones consolidadas según el grado del efectivo, y será entregado al cónyuge, hijos, padres y hermanos.

NUEVO RÉGIMEN

El Decreto Legislativo N° 1132 resuelve además dejar sin efecto la obligatoriedad de los militares y policías, en actividad y en retiro, de aportar a los fondos de Seguro de Retiro, Compensación y Cesación.

La llamada Cédula Viva, o "pensión renovable", impuesta por la Ley N° 19846, quedó cerrada definitivamente por mandato del Decreto Legislativo 1133.

Nadie más podrá acogerse a dicha norma que aseguraba a los uniformados que pasaban al retiro, el mismo sueldo que ganaban cuando estaban activos.

Habrá un nuevo régimen pensionario para los oficiales y suboficiales que recién inicien sus carreras en el 2013, a quienes el gobierno deja en libertad de acogerse al Sistema Nacional de Pensiones o a una AFP.

La Caja de Pensiones Militar Policial continuará, pero como administrador de los efectivos bajo el régimen de la Ley N° 19846, y por añadidura tendrá como directores a funcionarios del Ministerio de Economía y Finanzas –lo que significa que habrá una fiscalización permanente–, además de los del Ministerio de Defensa y del Ministerio del Interior.

El gobierno también decretó el incremento a 19% el porcentaje de la remuneración pensionable: el 13% lo aportará el efectivo y el 6% el Estado.

Antes era 12%: 6% lo aportaban los militares y policías y el 6% restante el Estado. Esto implica que, en última instancia, el Ejecutivo ha resuelto que el Estado seguirá con el mismo porcentaje de su aporte. Sin embargo, dichos porcentajes podrían cambiar siempre y cuando solo lo proponga el ministro de Economía y lo apruebe el Consejo de Ministros.

El Ejecutivo ha dejado para el final el monto que aumentará a militares y policías en diciembre como parte del primer tramo de los cinco que tiene proyectados.

MÁS DE 5 MIL MILLONES DE SOLES COSTARÁ AUMENTO PARA FFAA Y PNP

En el discurso de orden por el Día del Ejército y el 188° aniversario de la Batalla de Ayacucho, el mandatario Ollanta Humala, en nombre del Estado, pidió perdón a los efectivos militares y policiales por el retraso de 30 años que costó el incremento para el personal uniformado.

Humala señaló que se ha dispuesto más de 5 mil millones de soles para que en cinco tramos se cumpla con incrementar los ingresos de militares y policías. El primer tramo arranca con 1,200 millones.

El presidente anunció la aplicación de una escala de compensación de tiempo de servicios "a fin de que el personal militar y policial no se vaya con una suma irrisoria cuando pasen al retiro".

Dijo, además, que el gobierno ha dispuesto el aumento en un 40 por ciento del monto que se destina al "rancho" (alimentación de los efectivos).

CLAVES

Crítica. Altos mandos en retiro cuestionaban al Ejecutivo que la responsabilidad de la reestructuración de las remuneraciones, así como la reforma del sistema pensionario, haya sido entregada a funcionarios del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

Coincidencia. Efectivamente, gran parte del contenido de los Decretos Legislativos 1132 y 1133 aparecen en los proyectos que hasta junio de este año debatieron funcionarios del Mindef y del Mininter con los del MEF.

Monto. El incremento del aporte pensionario de militares y policías de 6% a 13% se contrapone a la propuesta del Ministerio de Defensa que planteaba que el Estado debía aportar el 17% y los uniformados el 10%. El Ejecutivo prefirió cargar más a los servidores.

Carrera militar-policial: desmotivación preconcebida

En un artículo anterior (Expreso, 11 de agosto pasado), como una premonición, advertía que el gobierno pretendía ejecutar, a puertas cerradas y en secreto, una oscura y arbitraria restructuración salarial y pensionaria del personal de las FFAA y la PNP, elaborada por el ministro de Economía, Luis Castilla, sin conocimiento ni opinión de los institutos, y con la que se intentaría, de manera inconstitucional, eliminar la pensión renovable y los derechos adquiridos de pensionistas, viudas, discapacitados y deudos. Efectivamente, el presidente Ollanta Humala, después de prometer durante su campaña electoral justos aumentos, mantener la pensión renovable (cédula viva) y reflotar la Caja de Pensiones Militar-Policial (CPMP) –para contar con los votos de militares y policías–, el pasado día 9, durante la conmemoración del Día del Ejército, oficializó la estructura remunerativa y del régimen de pensiones a través de los DL 1132, 1133, y el DS 246-2012-EF.

Esta normativa considera paupérrimos aumentos (después de 15 años de carrera, un alférez solo recibe un aumento de S/.1,000 y un suboficial de Tercera solo S/. 120). Además los sueldos de las FFAA y PNP son discriminatorios e inequitativos respecto al triple que reciben trabajadores de rango equivalente de organismos del Estado (Economía y Finanzas, Energía y Minas y Producción) y autónomos (ONPE, Reniec, SBS, Contraloría, Poder Judicial).

También se dispone la desactivación de la pensión renovable para los ingresantes a partir del 2013 y la reducción del 45% de sus pensiones y de las viudas, y la congelación de las actuales pensiones hasta el 2016. Además de que el Estado no aumentará la tasa de 6% a la CPMP para reflotarla, se pretende conculcar derechos previsionales (ley 19846) utilizando las mal llamadas bonificaciones por “trabajo efectivo” y “cargo desempeñado”. Los pensionistas, quienes hipotecaron sus vidas a las necesidades de su institución y de la patria no recibirán sus remuneraciones equivalentes como lo dispone la Constitución (art. 174°).

Hemos leído con indignación el comunicado del ministro de Defensa de fecha 16 –en un diario local a toda página– donde pregona que esta reforma salarial es por la dignidad de nuestros soldados y policías, sin embargo, esta nueva estructura remunerativa y pensionaria ha sido preconcebida para desmotivar la carrera militar-policial, tanto para el personal en actividad, quienes actualmente brindan seguridad a la patria y a la sociedad y muchos optarán por otras actividades, y asimismo, los menos jóvenes optarán por no presentarse por no ser atractiva, restando posibilidades a una mejor selección de personal para el sistema de defensa y seguridad nacional.

Cambios. A partir de diciembre de este año, oficiales y suboficiales que pasen a situación de retiro recibirán un solo monto de pensión, el cual permanecerá inalterable por cuatro años. Funcionarios del Ministerio de Economía aseguran que se ha establecido un remuneración equiparada.

Ángel Páez y Doris Aguirre.

“Nos han dado un caramelo, tanto a los que estamos en retiro, como a los que están en actividad”, comentó por escrito a sus colegas el presidente de la Asociación de Oficiales de Marina (Asomar), el vicealmirante Walter Indacochea Queirolo, luego de una reunión con técnicos del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF). El encuentro se produjo el miércoles 12 de diciembre en la Presidencia del Consejo de Ministros. Los funcionarios que explicaron los alcances del incremento de los sueldos y la reforma de las pensiones aprobadas por el Ejecutivo. Se oyeron voces de protesta.

A los millares de asociados, Indacochea resumió en limpio lo que dijeron los técnicos del MEF:

a) Todos los pensionistas de la Ley Nº 19846 recibirán un solo aumento a partir de diciembre y el monto resultante quedará congelado hasta el 2016. Los militares y policías de la Ley N° 19846 y del nuevo Decreto Legislativo Nº 1133 tendrán una sola Remuneración Consolidada Pensionable de acuerdo con sus respectivos grados. De esta manera se acaba con las diferencias que existían: efectivos en retiro del mismo grado recibían pensiones de diverso monto.

b) Las bonificaciones que incrementarán las remuneraciones de militares y policías, oficiales y suboficiales, en cinco tramos entre los años 2012 y 2016 –por cargos de responsabilidad, alto riesgo a la vida y de apoyo operativo efectivo–, no son pensionables. Recibirán una pensión en función de la Remuneración Consolidada que les corresponde.

c) Por ejemplo, en diciembre de este año un general de división recibirá como sueldo 8.656 soles y en el 2016 subirá a 10.016 soles. Sin embargo, si pasa al retiro entre el 2012 y el 2016, su pensión siempre será de 8.573 soles mensuales. (Ver recuadro explicativo).

Esto es lo que explicaron los técnicos del MEF a los representantes del Asomar.

En realidad, la reforma de las pensiones es básicamente la propuesta que siempre plantearon los técnicos del Ministerio de Economía y Finanzas, que incluía la desaparición de la llamada “pensión renovable”: el efectivo que pasaba al retiro recibía como pensión lo que ganaba en actividad. Eso se acabó.

“¿No habrá aumento de las pensiones hasta el 2016?”, preguntó el vicealmirante Indacochea. La respuesta fue negativa. La reacción de los oficiales en retiro fue de decepción y protesta.

Los funcionarios del MEF argumentaron que con las reformas el resultado será beneficioso para todos porque se ha establecido una Remuneración Equiparada y una Remuneración Consolidada, conceptos que acaban definitivamente con el caos del pago de pensiones.

“Ustedes saben más que nosotros que era un sistema injusto, porque oficiales y suboficiales del mismo grado, y de la misma institución, percibían pensiones distintas. Ahora se abonarán las pensiones según lo que corresponde rigurosamente y de forma ordenada. Se terminó la arbitrariedad”, arguyeron los funcionarios.

También señalaron los funcionarios del MEF que la reforma de las pensiones de militares y policías, así como el incremento de sueldos escalonados en cinco tramos, no son actos aislados y que forman parte de un plan más amplio, que incluye el incremento de la Compensación por Tiempo de Servicio (CTS) y el incremento de las propinas de los cadetes y alumnos de las escuelas de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional del Perú.

Pero para los militares solo es “un caramelo”.

PARA MILITARES EXPERTOS, ESTAS REFORMAS DEBIERON SER CONSULTADAS
Para el ex presidente del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, vicealmirante (r) Jorge Montoya Manrique, el incremento de remuneraciones y la reforma pensionaria para efectivos de las FFAA y PNP es obra exclusiva del Ministerio de Economía y Finanzas, cuyos funcionarios se han negado a escuchar a militares y policías. “Se trata del mismo paquete de normas que diseñaron en el gobierno de Alan García.
Las normas quitan toda expectativa al personal militar y policial. Deben ser revisadas exhaustivamente porque han sido elaboradas por personas que desconocen la vida militar y policial”, dijo Montoya.

Por su parte, el ex presidente de la Casa de Pensiones Militar Policial general PNP (r) Julio Vergara Herrera señaló que respecto a las pensiones, el incremento aprobado por el gobierno es muy bajo respecto a numerosos países latinoamericanos. “Se ha aumentado una cantidad muy pequeña, que no es lo que había prometido el presidente Ollanta Humala durante la campaña electoral. Se trata en realidad de un maquillaje, porque se aumenta al personal en actividad, no así en la misma jerarquía a los efectivos en retiro”, apuntó Vergara.


Critican reforma. Frente Militar Policial, que lidera el hermano del titular del Interior, envía carta notarial al presidente del Parlamento, Víctor Isla. Exige respetar pensión.

Liliana Rojas.

Por considerarlos inconstitucionales e ilegales, el Frente Nacional de Lucha Militar-Policial solicitó al presidente del Congreso, Víctor Isla, que el primer poder del Estado ejerza su función fiscalizadora y modifique o derogue los recientes decretos legislativos emitidos por el Poder Ejecutivo.

Según el Frenmilpol, que agrupa a los gremios policiales y militares, los decretos legislativos promulgados por el Ejecutivo en uso de la delegación de facultades que le confirió el Parlamento, les otorga a sus afiliados aumentos mínimos en sus remuneraciones que no compensan el costo de vida y desconoce su derecho a la pensión renovable.

Además, señalan, amenaza la supervivencia de las instituciones policiales y castrenses.

Oscar Pedraza, presidente del Frenmilpol y hermano del titular del Interior, Wilfredo Pedraza, recordó que el Ejecutivo, para recibir las facultades legislativas, se comprometió a respetar los derechos laborales que le asisten a los policías como es la pensión renovable.

Esto significa que el pensionista recibirá una pensión equivalente al sueldo del efectivo en actividad, sin considerar bonificaciones y asignaciones especiales.

Sin embargo, sostiene el dirigente, en el Decreto Legislativo 1133 solo se respeta este derecho en la primera etapa del incremento salarial –de las cinco previstas– en las Fuerzas Armadas y policiales.

"No se dice qué pasará después. Por eso queremos que se modifique la norma", manifestó Pedraza.

Al profundizar en el tema pensiones, el dirigente policial sostuvo que el nuevo régimen pensionario nace desfinanciado porque solo se llega al 19% (13% del efectivo y 6% del Estado, lo que hace imposible mantener un sistema previsional.

Otro punto de rechazo a la ley de reforma policial es el recorte de la pensión para las viudas y personal que pase al retiro. Con el nuevo sistema solo cobrarán el 50% y 55%, respectivamente.

"Esto es injusto, las viudas deberían recibir el 100% como antes, pues muchas deben afrontar todas las obligaciones económicas del hogar", consideró Pedraza.

Tras aclarar que los altos mandos de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional no estaban al tanto de la "fallida reforma", Pedraza dijo estar seguro de que el Congreso observará los "ilícitos" y "excesos" incurridos por el Ejecutivo y defenderá los derechos de las fuerzas del orden.

Al menos así lo destaca la carta notarial enviada por el Frenmilpol al presidente del Congreso, Víctor Isla, el jueves pasado, en la que, además, de pedirle una cita para explicar sus observaciones a las leyes de reforma militar y policial, se le solicita que tome en cuenta el proyecto de ley que dicho frente elaboró y entregó al Parlamento para su análisis.

Pago a viudas

En tanto, el titular del Interior informó que el jueves se pagarán 25 millones de soles a las viudas de los policías caídos en cumplimiento de su función, así como a los efectivos que tienen incapacidad física.

En enero se pagarán otros 45 millones por el mismo concepto.

Pedraza justifica ascensos en PNP

El ascenso a generales de 20 coroneles de la Policía Nacional -como reveló La República- se justifica en la nueva estructura de la institución al haberse creado nuevas direcciones que antes no existían, como Seguridad Ciudadana, Investigación y Tránsito, sostuvo el titular del Interior, Wilfredo Pedraza.

Afirmó que la planificación para cubrir estas nuevas direcciones mostró la necesidad de ampliar a 20 las vacantes (16 generales de armas y cuatro de servicios) aprobadas para ascender del grado de coronel a general.

Pedraza anunció que a partir de marzo próximo llegarán los equipos adquiridos para modernizar comisarías, unidades especializadas y destacamentos del Vraem.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada